Articulo: El porno japones me vuela la cabeza...

Escrito el 11-01-2017 por Alex Salgado sin comentarios

Sabía que pasar a navidad en Japón sería una experiencia que difícilmente olvidaría, pero nunca pensé que la clave seria el porno. En épocas de vacaciones uno intenta pensar lo menos posible en trabajo, pero Tokio tenía decidido volar mi cabeza por los aires…

891362_original

Llevo hablando de porno en la radio y cubriendo salones eróticos desde 1995, pudiendo garantizar que jamás tuve la sensación de estar colapsado de tanto sexo. Tras un FICEB bastaba con unos días de descanso para recuperar las ganas de visionar cine para adultos. Pero en esta ocasión creo que necesitare unas vacaciones para recuperarme de las vacaciones.

¡Es por todos sabido que los japoneses son bastante pervertidos y adoran el porno más extremo que podamos imaginar, comenzando por el popular hentai!

anime-and-manga-porns-are-offered-at-a-hentai-library-in-akihabara-eaea76

¡Pero vamos por partes! Tokio seria el resultado de llenar una coctelera con ingredientes como Nueva York, Las Vegas y bastantes latas de Red Bull. Una ciudad que te vuela la cabeza y siempre caminas con la sensación de no poder visitar todo aquello que te ofrece en cada esquina.

Por motivos de arquitectura, miedo a los terremotos y sobre todo por especulación inmobiliaria, Tokio crece hacia arriba.
Cualquier edificio alberga ocho plantas de entretenimiento, divididos por plantas. Las primeras suelen ser de manga, anime o videojuegos. Para finalmente reservar las tres o cuatro plantas finales al porno.

Si, tan exagerado como suena. Cualquier edificio del centro reserva varias plantas dedicadas al porno más extremos.

img_86881

Las primeras veces resulta curioso, entras en un bloque de pisos, subes las escaleras y te topas trescientas estanterías llenas de porno extremo. Pero si multiplicamos esta experiencia por tantos edificios como pueda tener la zona comercial de Tokio y lo multiplicamos por varias semanas de vacaciones.

El resultado nos garantiza toneladas de porno, seguramente más del que ningún cerebro es capaz de procesar.
Una tienda tras otra, sales intentando digerir toda aquella cantidad de porno duro: Películas, fotos, muñecas, juguetes sexuales y sobretodo muchas chicas ofreciéndose sexualmente.

Incluso en pleno Akihabara encontramos un par de sex-shops de cinco o seis plantas de altura, edificios enteros dedicados al sexo. Donde cientos de japoneses ojean sin pudor las revistas más marranas.

Me llamo poderosamente la atención una película cuyo argumento básicamente consiste en una muchacha con unas pinzas en la nariz, recibiendo corridas en la cara sin parar.

manga

Por no hablar de la barbaridad de DVD dedicados a las violaciones en transportes públicos y las chicas que aparentan ser menores de edad.

¡El tema “lolita” esta explotado de una manera absurda en la ciudad de Tokio!

Vaginas extremadamente abiertas, succionadores de pezones, lesbianas por doquier, pelos de colores, sexos sin depilar, jovencitas con ancianos y cuatrocientas perversiones más.

Al segundo día de viaje, mi cerebro no podía procesar tanto porno. Entraba en las tiendas deseando que no tuvieran plantas dedicadas al sexo. ¡Pero resultaba una misión imposible!

japanshopping06

En todas las esquinas muchachas en mini-falda se ofrecen con agudos gritos para que te tomes un café con ellas y si eso no fuera suficiente, los locales de masajes aparecen como setas.

Los mangas hentai se venden hasta en las tiendas de souvenirs y cualquier local tiene a la venta las famosas almohadas con tetas. Incluso repasando los flyers que recopilé, descubrí que tenía bastantes catálogos de prostitución.

Puede parecer un paraíso (seguramente) para los amantes del porno, pero puedo garantizar que la mente humana tiene un límite de marranadas por día. El mío voló por los aires en la ciudad de Tokio.

Además, debemos sumar que todo esto viene salpicado por luces de colores, música ensordecedora y millones de personas por todos los rincones. Tokio es una ciudad que te chupa el alma y luego la escupe en forma de sushi.
Debo aclarar que regrese encantado y recomiendo el viaje sin dudarlo, pero en aspectos sexuales me observe completamente desbordado. Nunca pude imaginar que una sola ciudad pudiera albergar tanta cantidad de porno duro por metro cuadrado.

akihabara11

Si eres un pajero profesional te recomiendo que cruces el charco para bucear en este océano de sexo por todos los lados. ¡Te garantizo que no encontraras el fondo de la bañera!

Faldas cortas, bragas blancas y tetas enormes salpicando leche por todos los lugares. Japón es el paraíso de los pajeros, pero cuidado que dicho paraíso puede transformarse rápidamente en un infierno.

Palabra de pajero desbordado…

Escribir un comentario

No necesitas estar registrado para publicar comentarios, puedes hacerlo sin contraseña.
Respeta la ortografía.
Al enviar un comentario aceptas las normas de inclusión de comentarios