Artículo: EL PORNO VERANIEGO DE PRIVATE: ¡Sexo y caloret!

Escrito el 26-07-2017 por Manuel Valencia con 9 comentarios

Verano. Nos vamos de vacaciones a las islas más paradisíacas del mundo para follar como locos. El avión despega rumbo a las Seychelles, Cancún y Puerto Rico. Vamos a disfrutar del sexo tropical y de las bellezas más estupendas. El piloto se llama Pierre Woodman y la compañía Private. Que tengan un viaje confortable.

4

Pierre Woodman entró en la mítica factoría Private como un elefante en una cacharrería. Hizo añicos la estructura comercial viejuna que tenía la productora y revolucionó la marca y la línea de producción de vídeos porno de la escudería Berth Milton.

Corrían los años noventa, y cada verano se inauguraba con los estrenos de las películas de sexo playero de Woodman, al que luego seguirían directores como Alessandro del Mar, Frank Thring, películas fabulosas como “Hawaiian Ecstasy” y series de cachondo chapuzón como “Private Tropical”.

En estos vídeos de sexo veraniego y restregón exótico, no faltaba de nada: playas vírgenes sudamericanas, exteriores espectaculares, yates, sexo duro y felatrices increíblemente guapas. Mis títulos favoritos son “Bellezas en el paraíso” (1993), “Private club in Seychelles” (1993), “El triángulo de oro” (1994), “The golden triangle” (1994), “Cape town” (1996) y “African dreams” (1999). Con estas pelis me iría a una isla desierta ya mismo.

11

7

Entrevisté a Woodman en un legendario Festival Erótico de Barcelona, el de 1995, con José Mª Ponce al mando. El amigo Pierre llegó a la charla en bermudas y acompañado de la belleza rusa Tania Russof. Me contó muchas cosas, y comenzamos por sus primeros días en Private como segundo del director francés Michel Ricaud.

“Comencé a rodar con el gran Ricaud”, recordaba Woodman. “Estábamos en las Seychelles. Yo me encargaba de las chicas, encontrar localizaciones, escribir el guión y filmar. De repente pasó la tragedia: Michel estaba en el mar rodando una escena de sexo cuando llegó una gigantesca ola de mar y se lo llevó. Desapareció. Estuve dos años destrozado.”

Me imagino la portada de “El Caso” para semejante suceso, pero lo cierto es que Pierre Woodman coge las riendas de Private y comienza a rodar cástings morbosos y porno veraniego a saco.

En su primera película, “El triángulo de oro” rodada en Bali en 1994, casi ni lo cuenta: “Estuvieron a punto de cortarnos la cabeza. Fuimos a rodar porno y no sabíamos que allí estaba estaba prohibido y castigado con la pena de muerte. Dos meses antes, habían decapitado a un director alemán por rodar porno. Nos metieron en la cárcel… pero nos salvamos porque pude convencerlos para salir del país. Sólo hicieron falta unos miles de dólares”.

12

3

En aquella época, los sistemas de producción de Private hicieron historia. Woodman: “Para irte a rodar en rincones increíbles de Brasil o Costa Rica, tienes que gastarte muchos miles de dólares localizando los escenarios más bonitos, fichar a las chicas más exclusivas… y luego desplazar allí a todo el equipo y estar tres semanas grabando la película y muchas más escenas para otros vídeos. Ese tipo de producción sólo la puede hacer Private porque es la empresa porno más importante del mundo”.

Yo, lo que tengo claro, es que ya llevo puestas las bermudas y me quedo este veranito en las Seychelles. El verano, la playa y el sexo me espera. ¿Te apuntas?

9 comentarios

Alejandro Cortell #1

Mis primeros pajotes me los hacía con las pelis tropicales de Pierre Wodman. En algunas escenas, cuando estaban mucho tiempo follando al sol en la playa, se les veía que se quemaban vivos. Jajajjajja.

Amordelujo #2

jajajaj me encanta el título, Sexo y el Caloret :D. Porque estamos más cachondos en verano que en invierno, me gustaría saber la respuesta..

Manuel Valencia #3

Querido Alejandro Cortell…
Las pelis tropicales de Private nos han dado muchísimas alegrías siempre. Los que no teníamos calderilla ni para irnos a Benidorm, nos lo pasábamos fenomenal con las pelis de Woodman en las Seychelles.

Querido Amordelujo…
El verano es lo que tiene, que nos pone perracos perdíos. Grandes misterios humanos.

16V #4

Estupendo artículo Manolo,cabe recordar que Private Tropical es de los paquetes de mayor exclusividad y calidad que hizo Private todo un lujo quien lo haya podido disfrutar.Como siempre,Manolo no defrauda!!

Casto Escópico #5

Nunca me han gustado nada los X de playa. Demasiada arena, demasiado sol, demasiadas agua salada, demasiada cremita y demasiadas medusas picaruelas. Y ahora algunos de aquellos paraísos tropicales donde rodó Woodman en los noventa son más que nunca paraísos fiscales donde se torran al sol los flácidos chorizos…

Daniel Carrion #6

Las tres “P”s marcaron mi infancia: páginas pegadas de Privates!

Manuel Valencia #7

Querido 16V…
gracias por los piropos.

Querido Cato Escópico…
la verdad es que cuando se te mete la areja por el culo, la cosa cambia.

Querido Daniel Carrión…
es ud un cochinote. Somos fans.

Gerard #8

Joder joder joder esto no tiene desperdicio!!!!!!
Exótico hasta el extremo, con olas que se tragan a directores y gente rodando porno en Bali! ¿Y la negra? ñam ñam. Me da algo. Ufff…. Felicidades por el artículo me ha ha encantado. Y grande Ricaud.

Jorge P. #9

Caramba! Qué curioso y sorpresivo final de rodaje para Woodman y su troupe!

Con lo facilito que es rodar en las playas de la Costa Brava y Levante!! Si es que como usted dice Sr Valencia un restregón en la beach no tiene precio, eso sí ojito con los sofocos y el roce de la arena, que la última vez casi se me coció el prepucio de tanta fricción con la arena cristalina.

Bueno, es lo que tiene un calentón en pleno Agosto al medio día.
Este domingo repito!

Escribir un comentario

No necesitas estar registrado para publicar comentarios, puedes hacerlo sin contraseña.
Respeta la ortografía.
Al enviar un comentario aceptas las normas de inclusión de comentarios