Articulo: Montártelo a tres o más, pero seguro

Escrito el 26-10-2016 por Nayara_Malnero sin comentarios

Montarse un trío es una de las fantasías más recurrentes entre los hombres (y también de algunas mujeres) De hecho, en el porno podemos ver infinidad de escenas en las que participan tres o más pero ¡ojo! Porno y vida real no son precisamente sinónimos…

1660711_902149616564442_4874298650829927335_n

Lo que pasa es que cuando pisamos tierra y nos planteamos si verdaderamente nos gustaría montarnos un trío los ánimo comienzan a decaer. Muchos chicos me han comentado eso de “si, me gustaría montármelo con dos mujeres pero, si lo pienso friamente, ¿podría hacerme con ello? ¡Buf, quizás es demasiado!” Muchas chicas me sueltan que “claro, ¿y si me quieren penetrar los dos a la vez? ¡que miedo!”

No es que me invente vuestras respuestas, según la encuesta que les hice a mis seguidores sólo el 72% de los hombres frente a la totalidad de las mujeres prefieren que sus dos acompañantes sean del otro sexo en un trío.

Y luego hay otra cosa “¿cómo nos cuidamos?” Corta el rollo pensar en riesgos sexuales pero mejor prevenir que arrepentirse. ¡Vamos allá!

13001210_925152937597443_1721620916522617961_n

Lo primero, la clave está en distinguir la fantasía de la realidad. Lo que nuestra mente crea y la realidad muchas veces no tienen nada que ver. Por supuesto, en tu fantasía no va a ocurrir nada que te resulte desagradable. Por ejemplo, muchas mujeres fantasean con penes grandes cuando, en la realidad, más que placer lo más probable es que les provocase dolor (pero eso no sucede en su mente, claro).

Lo segundo, las dudas sobre el riesgo de las prácticas. Evidentemente, cuantas más personas participen en la orgía más probabilidades existen de que algún virus o bacteria gracioso comience a viajar de cuerpo en cuerpo.

13697169_10154366260003420_5755776531333409430_n

Por todo esto, aquí te dejo 3 claves básicas para evitar riesgos sexuales en los tríos u orgías:

1 Nunca utilices el preservativo con dos personas diferentes: el hombre que lleva el preservativo estará protegido pero si, por ejemplo, penetra a una chica y luego a otra, entre ellas pueden transmitirse infecciones. Habría que cambiar el condón con una y con la otra.

2 Nunca penetres dos orificios (aun de la misma persona) sin cambiar el preservativo, sobre todo si primero has penetrado analmente. En el ano viven miles de bacterias que si viajan a la vagina o a la boca pueden ser muy peligrosas. De la vagina al ano hay menos riesgos pero aún así es recomendable evitarlo. Si recibes sexo oral primero con el preservativo puesto ten cuidado con esos dientes que pueden romperlo.

3 Si eres chica no te escaquees. Para algo están los preservativos femeninos y, si no, ¡viva el papel film!

Ahora ya has acercado más la fantasía a la realidad. Que, ¿te animas?

Escribir un comentario

No necesitas estar registrado para publicar comentarios, puedes hacerlo sin contraseña.
Respeta la ortografía.
Al enviar un comentario aceptas las normas de inclusión de comentarios