Katie St. Ives, la pornstar estándar y el declive de las tetas de silicona

Escrito el 24-05-2013 por Jesus_PornoGafaPasta con 6 comentarios

Katie St. Ives

(Por Jesús G. PornoGafaPasta) – Supongo y espero que todos conozcáis a la mujer que disfrutáis sobre estas líneas. Para los que no, os diré que se trata de Katie St. Ives, californiana de 22 añitos y una de las actrices porno de más proyección de Estados Unidos. Una performer realmente versátil, pasional, entregada, una experta en sexo oral y una mujer llena de carisma, con una mirada penetrante, unas tetas deliciosas y un cuerpo menudo que se mueve a ritmo de rock sobre hombres y mujeres de todas las razas y tamaños. Y, por si eso fuera poco, es un buen ejemplo del prototipo estándar de actriz porno. ¿El prototipo estándar de actriz porno? Muchos dirían que la actriz porno estándar es una rubia oxigenada y siliconada con cara de guarra (a lo Jesse Jane, para entendernos) y no esta cándida, bella y natural chica; pero un reciente estudio lo desmiente.

Katie St. Ives

El estudio (realizado por el bloguero Jon Millward analizando más de 10.000 perfiles de la base de datos del porno iafd.com) no da ningún nombre concreto (a Katie la he elegido yo), pero sí unas características básicas que Katie cumple (casi) a la perfección. Porque… ¿cuáles son esas características? ¿Cómo es la pornstar estándar?

Katie St. Ives

Para empezar, la actriz porno estándar es caucásica, el 70,5% frente al 14% de negras, el 9,3% de latinas y el 5,2% de asiáticas. Eso era de esperar, pero lo que sí rompe ya el estereotipo es que la actriz porno estándar no es una rubia oxigenada. De hecho, sólo el 32,7% de las actrices porno son rubias frente al 39,1% de morenas y el 22,5% de pelo negro, dejando a mis adoradas pelirrojas en un 5,3%.

Katie St. Ives

Vayamos a las medidas, que es quizá lo más sorprendente. Según el estudio, la actriz porno estándar está muy alejada de la pornstar neumática de los 90. Tiene unas medidas de 34-24-34 (en ‘castellano’, 86-61-86, aproximadamente), una talla de sujetador 34b (una 90b), mide 1,65 metros y pesa 53 kilos. Casi la mitad de ellas tiene tatuajes (un 42%) y piercings (40%), la media de edad para debutar es de 22 años y la mayoría proceden de Estados Unidos, seguidas de Hungría y la Republica Checa. Y de las americanas, la gran mayoría son californianas.

Katie St. Ives

¿Y el sexo? Pues, al parecer, el 87% de las actrices reciben corridas en la cara (¿en serio hay un 13% que no?); el 62% hace anal; el 53%, interracial, y sólo el 39% dobles penetraciones. El 31% se lo traga, el 28% hace creampie, el 24% cumswap, el 16% squirt, el 10% doble penetración vaginal, el 6% fisting y el 5% doble penetración anal. Para todos los gustos.

Katie St. Ives

Volviendo a Katie St. Ives, vemos que encaja bastante bien en esta estadística. Salvo por la altura (Katie es un poco más bajita que la media) tiene todo lo que señala el estudio, incluidas las medidas exactas. Claro que, igual que Katie, muchas otras podrían ser un buen ejemplo de esta estadística (dejad nombres en los comentarios, ¡concurso abierto!); pero Katie me ha servido para ilustrar la estadística, y la estadística y las medidas de Katie me sirven de excusa para hablaros de otra cosa que hace tiempo que están viendo todos los aficionados al porno. Y es que la era de la silicona está en pleno declive.

Katie St. Ives

Claro que hay muchísimas actrices de tetas enormemente falsas y fama mundial en los vídeos porno que se hacen a uno y otro lado del Atlántico; pero lo cierto es que las chicas de tetas naturales de tamaño normal o incluso pequeño son, actualmente, las que están en la cumbre. La estadística nos dice que la media es una 90b de pecho, pequeño si pensamos en porno. Pero no es sólo la media. Las top pornstars están en ese club.

Katie St. Ives

Y no sólo hablo de España (que nunca ha sido mucho de silicona), donde Dunia Montenegro, Salma de Nora, Leyla Black o Carol Vega han llegado a lo más alto sin pasar por el quirófano; sino que en Estados Unidos pasa igual. Como he dicho, está lleno de tetas enormes, pero las más laureadas y aclamadas actrices porno de los últimos años tienen tetas naturales de tamaño medio o pequeño. Bobbi Starr (actriz del año 2012), Brooklyn Lee (novata del año 2012), Tori Black (actriz del año 2011 y 2010), Gracie Glam (novata del año 2011)… por no mencionar a la celebérrima y deseada Sasha Grey.

Katie St. Ives

Pero no sólo ellas. Stoya, Kristina Rose, Belladonna, Jessie Andrews, Joanna Angel, Lily Carter, Allie Haze, Alexis Texas, Jenna Haze, Lexi Belle, Bree Olson… éstas y muchas más son algunas de las actrices más demandadas y deseadas de EEUU y no han necesitado (ni pensado en ningún momento, seguramente) pasar por el quirófano para implantarse dos enormes globos en el pecho. Ni ellas ni los aficionados, que cada vez se decantan más por los cuerpos naturales. La era de la silicona está acabando. Larga vida al porno natural. Y vosotros, ¿qué preferís?

6 comentarios

General Winter #1

Remy LaCroix también entraría en este tipo de mujer.

Pagano #2

Muerte a las plastificadas

skelter #3

las mejores del porno Lexi Belle, Kristina Rose, Sophie Dee, Jayden Jaymes, Shyla Stylez, Lola Foxx

gabrielillo #4

Incluiría a mi favorita Kimberly kate, y también podría ser Caroline pierce.

Miguel Angel Ocampo Martinez #5

Que hay de mis porstar favoritas? Jada stevens,jessie rogers,y remi lacroix, tambien son de plastico? Quien aguantaria ver una de sus escenas sin masturbarse…

videospornogratisx #6

Yo también incluiría a Kimberly kate es una diosa! Vivan las tetas de silicona!

Escribir un comentario

No necesitas estar registrado para publicar comentarios, puedes hacerlo sin contraseña.
Respeta la ortografía.
Al enviar un comentario aceptas las normas de inclusión de comentarios